¡Un accidente múltiple! Quizá no lo hayas sufrido nunca, pero es muy posible que lo hayas presenciado. Una colisión múltiple o choque en cadena es un accidente bastante común en zonas urbanas con semáforos y en las clásicas retenciones de acceso en vías interurbanas. Se dice que estamos ante un choque múltiple cuando en el accidente se encuentran involucrados tres o más vehículos.

Dos cosas podemos destacar de ese tipo de accidentes: una, que la causa más común es el exceso de velocidad o la falta de distancia de seguridad, y dos, que en muchas ocasiones resulta muy complicado establecer las responsabilidades, ¿quién ha chocado primero?, ¿de quién es la culpa?, ¿a quién reclamo?

En vista de este panorama, reclamar una indemnización si has sufrido daños personales o materiales en un accidente múltiple puede convertirse en un calvario. De hecho, se trata de uno de los siniestros más problemáticos porque suele involucrar a diferentes compañías, muchos vehículos (a veces más de 50) y diferentes tipos de daños.

Medidas a tomar si estás involucrado en accidente en cadena

Tras los primeros momentos lógicos de confusión, es importante adoptar una serie de medidas inmediatas:

  • Toma las medidas de seguridad habituales en caso de accidente, es decir, colócate el chaleco reflectante y, si eres el último de la cadena, señaliza el lugar del accidente.
  • Independientemente del alcance aparente de los daños, llama a emergencias para que se persone la Policía y pueda levantar un atestado.
  • Si hay testigos presenciales (pueden ser otros conductores que lo hayan presenciado, implicados o no), toma sus datos para futuros testimonios ante las aseguradoras o, de complicarse el asunto, ante los tribunales.
  • Firmar partes amistosos en el momento –al menos con aquellos conductores que tengan clara la situación– también puede evitar futuras complicaciones con las compañías de seguros. Te recomendamos tomar todos los datos de los conductores y vehículos implicados, anotar matrículas y hacer fotografías con el móvil.

En una colisión en cadena, ¿quién tiene la culpa?

El Reglamento General de Circulación establece que todo conductor debe respetar una distancia de seguridad con el vehículo que circula delante de él; esto es algo que todos los conductores aprendemos con el carné, por tanto, no debe extrañarnos que un conductor sea considerado culpable de una colisión cuando ha impactado a otro vehículo por no mantener este espacio reglamentario.

No obstante, en los choques en cadena, nada es tan claro, muchas veces las situaciones sobrevienen por culpa de otros vehículos y determinar dicha culpa conlleva mucho trabajo de investigación y muchas tramitaciones.

Situaciones que se pueden dar en los choques en cadena

Estas son algunas situaciones clásicas de choques en cadena que nos dan una medida de la complejidad de estas colisiones:

CHOQUE A TRES EN CIRCULACIÓN/DOS CULPABLES: vehículo que te colisiona por detrás, mientras, a su vez, un tercer vehículo le golpea a él también por detrás. Responsabilidades: el segundo vehículo te indemnizará a ti y el tercer vehículo le indemnizará a él.

CHOQUE A TRES EN SEMÁFORO/UN CULPABLE: te detienes detrás de otro vehículo en un semáforo o paso de peatones y el vehículo que va detrás de ti te colisiona desplazándote hacia delante; en consecuencia, tu vehículo golpea al primero. Responsabilidades: el vehículo que te golpea a ti primero os indemnizará a ambos.

CHOQUE A TRES CON INFRACCIÓN/DOS CULPABLES: un vehículo se salta un stop y te golpea y, debido a este choque, el que circula detrás de ti te colisiona también. Responsabilidades: culpable es el coche que se salta el stop, pero también el que circula detrás de ti sin guardar la distancia de seguridad. Este tipo de casos son problemáticos porque habrá que establecer el porcentaje de responsabilidad de cada uno para indemnizar los daños.

Tipos de accidentes de tráfico en cadena: colisión por alcance, alcance por lanzamiento y doble alcance trasero

El Comisariado Europeo del Automóvil (CEA) diferencia los siguientes supuestos:

  • En el alcance por lanzamiento (cuando un primer vehículo golpea a otro y este, por inercia, provoca daños en un tercer vehículo situado delante de él), el responsable es el conductor del primer vehículo y su compañía aseguradora será la encargada de hacer frente a los gastos.
  • En el conocido como doble alcance trasero (un vehículo frena o se detiene y el de detrás no reacciona con rapidez, alcanzando al primero, al tiempo que un tercer vehículo impacta por detrás contra el segundo vehículo por esta misma razón), se aplican las reglas de la colisión por alcance, según las cuales, cada vehículo que ha impactado al siguiente se hace cargo de los daños causados y propios.

Reclamación de indemnización en un accidente de tráfico en cadena

Para reclamar una indemnización en un accidente múltiple en cadena, tendrás que hacer constar que no eres el culpable del accidente y, además, debe quedar clara la dinámica del siniestro mediante el atestado de tráfico.

Cabe subrayar que, si bien los responsables de un siniestro múltiple no tienen derecho a reclamar indemnización, sí puedes hacerlo si eres ocupante del coche que provocó el accidente y has sufrido daños.

INDEMNIZACIÓN POR DAÑOS PERSONALES: se contemplan todas las lesiones físicas y psicológicas que puedan sufrir las personas afectadas por el accidente. Deberás aportar informes médicos y pruebas para justificar lesiones y secuelas. Si no existe un responsable claro, las aseguradoras suelen pactar una concurrencia de culpas.

 INDEMNIZACIÓN POR DAÑOS MATERIALES: para reclamar el perjuicio económico y el total de los daños que haya sufrido el vehículo a consecuencia del accidente, la responsabilidad del siniestro debe estar clara. Las compañías de seguros trabajan mediante acuerdos para tratar de agilizar el proceso de reclamación.

¿Qué puede suceder con tu indemnización?

  1. Que la reclamación se complique porque hay muchos intervinientes, la compañía asegura a varios de los implicados, tus daños sean leves, etc.
  2. Que no sea posible determinar quién ha golpeado primero.
  3. Que como no sabes cómo calcular la indemnización, te hagan una oferta inferior a la que te corresponde.

CONSEJO ONANDIA: cuantos más vehículos intervengan en un accidente de este tipo, más difícil puede ser reclamar daños y perjuicios. Busca el asesoramiento legal de un abogado especializado en accidentes para evitar que tu reclamación fracase.

Empieza tu reclamación de indemnización por accidente AHORA
Consulta rápida

Respuesta rápida en 24h

    He leído y acepto la política de privacidad

    En cumplimiento de lo establecido en la normativa vigente de Protección de Datos de Carácter Personal, le comunicamos que los datos recogidos en el presente formulario quedarán incorporados y serán tratados en el fichero denominado Usuarios Web bajo la responsabilidad de RAMÓN ONANDIA ALSIUS con el fin de poder prestar sus servicios, así como para mantenerme informado sobre cuestiones relativas a la actividad de la empresa.
    Le informamos que los datos que nos facilite serán tratados de forma leal, transparente, adecuada, pertinente, limitada, exacta y actualizada y no se comunicarán o cederán a terceros, exceptuando que esta comunicación sea necesaria o pueda suponer una mejora para la finalidad de los mismos, siempre acorde a la normativa vigente en materia de protección de datos, Reglamento General de Protección de Datos.
    En el supuesto de que se produzcan cambios en alguno de los datos facilitados, con la finalidad de mantener nuestro fichero actualizado, le rogamos nos lo comunique por escrito.
    Le informamos de la posibilidad que tiene de ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de sus datos de carácter personal de forma presencial en las oficinas de RAMÓN ONANDIA ALSIUS, acompañando copia de DNI, o bien mediante correo postal a RAMBLA CATALUNYA 87. 2º D de BARCELONA, 08008 BARCELONA, o correo electrónico ROA@ONANDIA.COM.

    5/5 - (1 voto)