El teletrabajo ha venido para quedarse. Al menos, esto cabe suponer después de largos meses de pandemia en los que las empresas se han visto obligadas a instaurarlo con un éxito más que relativo.

Pero realizar el trabajo de oficina fuera de ella también entraña dificultades añadidas. Por ejemplo, la catalogación de los accidentes que pueda sufrir el trabajador mientras está teletrabajando. Probar que algunos de estos accidentes son laborales será más complicado para los trabajadores que teletrabajan.

Veamos qué se entiende por teletrabajo y por accidente laboral, y en qué circunstancias un accidente se puede considerar accidente laboral producido en teletrabajo.

Algunos conceptos generales: teletrabajo y accidente laboral

¿QUÉ SE CONSIDERA TELETRABAJO?

El teletrabajo se define (según lo dispuesto en el Real Decreto Ley 28/2020) como la forma de organización del trabajo conforme a la que la actividad laboral se presta en el domicilio de la persona trabajadora o en el lugar elegido por esta, durante toda o parte de su jornada, de forma regular y con el uso exclusivo o prevalente de medios informáticos.

¿CUÁNDO SE PRODUCE UN ACCIDENTE LABORAL?

Según se extrae de la Ley General de la Seguridad Social, son constitutivas de accidente de trabajo las lesiones que sufra un trabajador en el lugar de trabajo y durante el tiempo de desarrollo del mismo.

De una forma más amplia, se entienden por daños derivados del trabajo las enfermedades, patologías o lesiones producidas con motivo del trabajo por cuenta ajena.

Por tanto, tiene que existir daño corporal causado por herida, golpe o enfermedad (se asimilan enfermedades psíquicas o psicológicas y sus secuelas) mientras el trabajador presta sus servicios por cuenta ajena, y existir una relación causa-efecto: la lesión deriva del trabajo desarrollado en el tiempo y lugar definidos para el mismo.

Requisitos que identifican el accidente laboral en teletrabajo

¿Se considera accidente laboral si estoy teletrabajando y en mi pausa para el café me quemo con la cafetera? ¿Y si bajo a comprar un repuesto para la impresora y me caigo por las escaleras?

Tres cuestiones determinantes que pueden suponer la diferencia entre un accidente de trabajo y uno doméstico: el tiempo de trabajo, el lugar de trabajo y el tipo de accidente.

PREMISA INICIAL DEL ACCIDENTE DE TRABAJO

Partimos de la idea de que todos los accidentes que ocurren durante la jornada laboral y en el lugar de trabajo se presumen como accidentes laborales.

Por tanto, si el trabajador teletrabaja en su propia casa y se accidenta mientras cumple su jornada, se presumirá, en principio, que se trata de un accidente laboral. En caso de controversia, corresponderá a la empresa o a la Mutua de Accidentes de Trabajo demostrar que el accidente no es laboral.

Sin embargo, no siempre es tan claro. Si el accidente se produce fuera del tiempo o lugar de trabajo (por ejemplo, cuando se trabaja fuera del registro horario o se sufre un infarto por estrés laboral), será el trabajador el que deba demostrar que fue causado por el trabajo.

Las Claves del Accidente Laboral: Tiempo, Lugar y Tipo de Accidente 

Por tanto, hay que probar que el accidente se produce en tiempo de trabajo y en el lugar designado para el teletrabajo, y también que el tipo de accidente tiene relación con nuestra actividad de teletrabajo.

¿Cuándo se entiende que el accidente se produce en TIEMPO de trabajo?

El tiempo de trabajo es el tiempo de prestación en el que el trabajador desempeña las tareas asignadas por la empresa a su puesto de trabajo.

La empresa tendrá que llevar un registro de la jornada laboral de sus empleados, también en el caso de aquellos que teletrabajan. Esto no resulta tan sencillo porque es habitual que el teletrabajador preste sus servicios en horario flexible.

No obstante, esta autonomía por parte del trabajador en la distribución de su tiempo de trabajo no debe afectar al registro de su jornada y, además, debe respetar los límites de jornada máxima y los tiempos de descanso obligatorios.

¿Cuándo se entiende que el accidente se produce en el LUGAR de trabajo?

El lugar de trabajo es aquel en el que se llevan a cabo las tareas laborales, y en el caso del teletrabajo suele coincidir con el domicilio particular.

Es preciso que el trabajador y la empresa especifiquen por escrito el lugar donde se va a prestar el trabajo, los servicios que se van a utilizar y el lugar destinado a la pausa (el equivalente al office del centro de trabajo).

¿Qué tipo de accidentes se consideran laborales?

Dependiendo de si guarda relación con la actividad laboral o no, el tipo de accidente y la lesión van a determinar su consideración como accidente laboral.

Veamos unos ejemplos relacionados con el teletrabajo:

ACCIDENTE NO LABORAL:

Un trabajador cuya herramienta de trabajo es el ordenador se quema una mano con una plancha de ropa. Aunque el accidente se produzca en tiempo y lugar de trabajo, no se considera accidente laboral porque la herramienta con la que se produce el accidente no guarda relación con su desempeño laboral.

ACCIDENTE LABORAL:

El trabajador sufre un infarto, un ictus, una caída o una sobrecarga eléctrica de su equipo de trabajo, dentro de su jornada laboral y en el lugar de trabajo. Sí tiene la consideración de accidente laboral.

Otros accidentes propios del teletrabajo que también se consideran laborales:

ACCIDENTE LABORAL IN ITÍNERE:

Un accidente laboral in itinere  se produce cuando la empresa autoriza dos domicilios de trabajo distintos y el trabajador se accidenta de camino entre uno y otro. También si el trabajador sufre un accidente de camino a una revisión médica establecida por la empresa como parte de su plan de prevención de riesgos.

ACCIDENTE LABORAL EN MISIÓN:

Si el trabajador sufre un accidente cuando sale a la calle a comprar algún material preciso para la realización de su trabajo, o bien si la empresa le encarga un desplazamiento para visitar a un cliente, por ejemplo.

ACCIDENTE LABORAL EN PERÍODO DE DESCANSO:

Dado que está establecido un período de descanso no inferior a quince minutos para todos los trabajadores (también en el teletrabajo), los accidentes ocurridos en estos períodos también son considerados laborales, aunque todavía no existe mucha jurisprudencia en lo relativo a este tipo de accidentes asociados al teletrabajo.

Sea cual sea tu situación, si estás teletrabajando y has sufrido un accidente laboral y tienes dudas respecto a cómo actuar, ponte en contacto con nosotros.

Empieza tu reclamación de indemnización por accidente AHORA
Consulta rápida

Respuesta rápida en 24h

    He leído y acepto la política de privacidad

    En cumplimiento de lo establecido en la normativa vigente de Protección de Datos de Carácter Personal, le comunicamos que los datos recogidos en el presente formulario quedarán incorporados y serán tratados en el fichero denominado Usuarios Web bajo la responsabilidad de RAMÓN ONANDIA ALSIUS con el fin de poder prestar sus servicios, así como para mantenerme informado sobre cuestiones relativas a la actividad de la empresa.
    Le informamos que los datos que nos facilite serán tratados de forma leal, transparente, adecuada, pertinente, limitada, exacta y actualizada y no se comunicarán o cederán a terceros, exceptuando que esta comunicación sea necesaria o pueda suponer una mejora para la finalidad de los mismos, siempre acorde a la normativa vigente en materia de protección de datos, Reglamento General de Protección de Datos.
    En el supuesto de que se produzcan cambios en alguno de los datos facilitados, con la finalidad de mantener nuestro fichero actualizado, le rogamos nos lo comunique por escrito.
    Le informamos de la posibilidad que tiene de ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de sus datos de carácter personal de forma presencial en las oficinas de RAMÓN ONANDIA ALSIUS, acompañando copia de DNI, o bien mediante correo postal a RAMBLA CATALUNYA 87. 2º D de BARCELONA, 08008 BARCELONA, o correo electrónico ROA@ONANDIA.COM.