Aunque se considera baja la siniestralidad en nuestro transporte público, ¿quién no ha estado a punto de sufrir una caída por un frenazo del autobús? Bien, pues debes saber que, en caso de accidente, como pasajero, tienes derecho a indemnización, siempre que sufras daños materiales y/o lesiones.

Veamos cómo debes proceder si tienes una caída dentro del autobús, al subir o al bajar, o si se produce un accidente de tráfico. Descubre quién va a responder de tus daños, de qué forma reclamar y por qué puede ser imprescindible contar con un abogado especializado.

¿Cómo debo proceder si sufro un accidente en transporte público?

Algunos de estos consejos pueden parecer obvios, pero es vital no olvidarlos si queremos tener éxito con una posterior reclamación e indemnización por daños:

  • Conserva el ticket o billete. Así podrás acreditar que ibas en ese medio de transporte en el momento del accidente. No te preocupes si has pagado el viaje con un abono de transporte, el simple hecho de pasarlo por el lector habrá dejado un registro electrónico que te servirá como comprobante.
  • No abandones el lugar. Si has sufrido un golpe o lesión, avisa inmediatamente al conductor para que detenga el autobús, sea consciente del daño y rellene un parte con la incidencia. Ojo, si abandonas el autobús sin poner en conocimiento del conductor los hechos, no podrás reclamar.
  • Llama al 112 y a la Policía Local. De esta forma, te atenderán y podrán facilitarte un justificante de atención médica, además de dejar redactado el atestado. ¡Todos estos pasos pueden facilitar posteriormente la reclamación!
  • Busca testigos. Si no disponemos del atestado de la policía, es importante hablar con los testigos para que nos dejen sus datos, e incluso comprobemos si existe alguna otra persona afectada también por el accidente.
  • Datos del otro vehículo. Cuando se trata de un accidente de tráfico con contrario, es fundamental recabar también los datos del otro vehículo implicado.

¿Tengo derecho a solicitar una indemnización?

Partimos de la base de que toda persona que sufre lesiones mientras viaja en el interior de un autobús urbano o interurbano, ya sea de una empresa pública o privada, tiene derecho a solicitar una indemnización.

Sin embargo, es importante señalar algunos requisitos que deben cumplirse:

  • Ser ocupante o pasajero y así poder acreditarlo.
  • No ser culpable absoluto del accidente.
  • Disponer de documentación que acredite la culpa o explique cómo ha ocurrido el accidente.
  • Haber recibido atención médica in situ o haber acudido a urgencias dentro de las 78 horas siguientes al accidente.
  • No esperar más de 1 año para reclamar.

Según la naturaleza del accidente, el pasajero lesionado podrá percibir una indemnización del Seguro Obligatorio de Viajeros y, si se da el caso, otra por parte del Seguro Obligatorio de Automóviles (ya sea del propio autobús o del tercero responsable del accidente, de haberlo). Por eso es importante disponer de documentación o atestado que acredite cómo han sucedido los hechos.

En cualquier caso, ambos tipos de responsabilidad son autónomos y compatibles entre sí.

¿En qué casos te cubre el seguro obligatorio de viajeros (SOV)?

Es bueno saber que, al adquirir tu ticket de transporte público, estás abonando también un Seguro Obligatorio del Viajero que cubre los accidentes que deriven en fallecimiento, incapacidad permanente o temporal del pasajero.

Este seguro te cubre los daños corporales que puedas sufrir, siempre que no se produzcan como consecuencia de estar bajo los efectos de alcohol o drogas.

Te cubre también si te caes al subir o bajar del autobús, y mientras estás en él. Cubre todo trayecto en territorio nacional, incluso cuando el accidente ocurre en el extranjero, si el trayecto tiene su origen en España.

Está pensado para preservar la integridad de los viajeros cuando haya lesiones, sean o no responsabilidad del conductor o de un tercero. Por tanto, recibir una indemnización del SOV es perfectamente compatible con las indemnizaciones derivadas de la responsabilidad civil contratada en la póliza SOA del propio autobús o, en su caso, de un tercero responsable del accidente.

¿Cuándo paga indemnización el seguro obligatorio de automóviles (SOA)?

Como bien sabes, todos los vehículos tienen la obligación de contratar un Seguro Obligatorio de Automóviles que también contemple una determinada cantidad en concepto de responsabilidad civil.

En el caso de que el accidente que sufras durante tu viaje en autobús sea responsabilidad del conductor o de un tercero que provoque el accidente, sus seguros también deberán hacerse cargo de una indemnización.

Ejemplo 1: un conductor se salta un semáforo en rojo y colisiona contra el autobús provocando un accidente a partir del cual resultas lesionado. Su Seguro Obligatorio de Automóvil tendrá que hacerse cargo de tu indemnización.

Ejemplo 2: el conductor del autobús realiza una maniobra inesperada y un giro tan brusco que provoca tu caída y las consiguientes lesiones. El seguro del propio autobús será el que se haga cargo de la indemnización.

IMPORTANTE: en cualquiera de estos casos recibirás también la indemnización de tu Seguro Obligatorio del Viajero. Eso sí, el SOV no cubre la pérdida económica por baja laboral o los gastos derivados de la compra de medicamentos y transporte, por ejemplo. Esto sí lo podrías reclamar a través del Seguro de Responsabilidad Civil del SOA.

Guía de 5 pasos para preparar la reclamación de la indemnización

1. Plazo

la ley establece un plazo de 1 año desde el accidente para reclamar la indemnización ante los tribunales. No obstante, cuando hay lesiones, el plazo empieza a contar a partir de que la persona ha sido dada de alta.

2. Alta médica

una vez hayas obtenido el alta médica, se hará una valoración de la indemnización, ya que esta dependerá de los días que hayas estado bajo tratamiento médico y de las secuelas.

3. Cálculo de la indemnización:

  • Daños personales: es importante acreditar desde el primer momento las mismas lesiones en todos los partes médicos. La indemnización por daños personales se calcula sobre el período de tiempo que tardemos en curarnos. Para el baremo de días, se hace una distinción entre los días que hemos estado incapacitados para hacer vida normal y aquellos en los que, sin estar incapacitados, hemos seguido recibiendo tratamiento hasta el alta.
    IMPORTANTE: guarda los partes de alta y baja durante todo el tiempo que dure la baja médica, y los informes que acreditan tu incapacidad para realizar las tareas cotidianas.
  • Daños materiales: lo más habitual es que se trate de gafas, móviles, ordenadores o relojes que portabas en el momento del accidente. Lo ideal es dejar constancia en el atestado policial de que los tenías encima en el momento del accidente.
  • Secuelas: las secuelas (incapacidades permanentes físicas, psíquicas o estéticas) se valoran por puntos en función de la edad del lesionado y la gravedad de las mismas.
  • Otros daños y perjuicios: pueden ser gastos médicos, de rehabilitación, farmacéuticos, ortopédicos, traslados, etc.

4. Tramitación

Se tramita en la vía civil, como si fuera cualquier accidente de tráfico. Primero se realiza una reclamación extrajudicial para llegar a un acuerdo y, si no es así, se interpone demanda ante el Juzgado.

¿Necesito un abogado experto en accidentes para reclamar mi indemnización?

Ya te habrás dado cuenta de que dada la complejidad de los cálculos y del proceso en sí, es imprescindible contar con un abogado experto en accidentes que pueda salvaguardar tus intereses.

Aunque todo vaya bien en apariencia, es bastante habitual que las compañías de seguros traten de minorar la indemnización, recurriendo a infravalorar la gravedad real de las lesiones y las secuelas.

En definitiva, si quieres recibir una indemnización justa en caso de sufrir alguno de estos accidentes tan habituales en transporte público, no prescindas de un abogado especialista.

Empieza tu reclamación de indemnización por accidente AHORA
Consulta rápida

Respuesta rápida en 24h

    He leído y acepto la política de privacidad

    En cumplimiento de lo establecido en la normativa vigente de Protección de Datos de Carácter Personal, le comunicamos que los datos recogidos en el presente formulario quedarán incorporados y serán tratados en el fichero denominado Usuarios Web bajo la responsabilidad de RAMÓN ONANDIA ALSIUS con el fin de poder prestar sus servicios, así como para mantenerme informado sobre cuestiones relativas a la actividad de la empresa.
    Le informamos que los datos que nos facilite serán tratados de forma leal, transparente, adecuada, pertinente, limitada, exacta y actualizada y no se comunicarán o cederán a terceros, exceptuando que esta comunicación sea necesaria o pueda suponer una mejora para la finalidad de los mismos, siempre acorde a la normativa vigente en materia de protección de datos, Reglamento General de Protección de Datos.
    En el supuesto de que se produzcan cambios en alguno de los datos facilitados, con la finalidad de mantener nuestro fichero actualizado, le rogamos nos lo comunique por escrito.
    Le informamos de la posibilidad que tiene de ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de sus datos de carácter personal de forma presencial en las oficinas de RAMÓN ONANDIA ALSIUS, acompañando copia de DNI, o bien mediante correo postal a RAMBLA CATALUNYA 87. 2º D de BARCELONA, 08008 BARCELONA, o correo electrónico ROA@ONANDIA.COM.