Tras el paso de Filomena por nuestro país en enero de 2021, ya todos somos conscientes del peligro que entrañan la nieve y hielo acumulados sin control en las calzadas, no solo a efectos de la conducción, sino también para la seguridad personal de los viandantes.

Resbalones en la acera, golpes involuntarios, «trampas» invisibles, miles de ciudadanos tuvieron que ser atendidos en las salas de urgencias de los hospitales del centro del país por fracturas y contusiones.

¡Ciudades impracticables! y, sin embargo, ¿se puede exigir alguna responsabilidad a las Administraciones públicas o Ayuntamientos en estas circunstancias de fuerza mayor? Veamos cómo debes proceder.

¿En qué casos puedes reclamar a la Administración?

Cualquiera puede pensar que tiene derecho a reclamar por una caída a causa del hielo y la nieve en plena calle, con resultado de lesiones. Y, en realidad, tienes derecho a hacerlo ante tus Administraciones locales, aunque las posibilidades de conseguir algún resultado son muy escasas.

La jurisprudencia al respecto señala que es exigible a los ciudadanos que extremen la prudencia en caso de mal estado de las vías públicas por causas meteorológicas y, sobre todo, en aquellas ocasiones extraordinarias en las que las autoridades así lo han recomendado.

No obstante, se puede reclamar para obtener una indemnización, aunque habrá que demostrar que la Administración ha sido negligente en algún aspecto, por ejemplo, cuando no se acordona una zona peligrosa o no se efectúan las tareas de limpieza, o en el caso de no haber activado correctamente el plan de emergencia establecido para estas situaciones.

QUÉ ES UN PLAN DE EMERGENCIA Y CÓMO SE ACTIVA

Todas las Administraciones públicas, la estatal, las de las Comunidades Autónomas y las de los ayuntamientos disponen de Planes de Emergencia específicos para fenómenos atmosféricos inusuales y otras catástrofes.

Estos planes se activan en función de las previsiones meteorológicas, pero en muchos casos, como ocurrió con la tormenta Filomena en enero de 2021, se ven desbordados por las circunstancias.

Lo habitual es que estos planes sean activados de forma correcta, aunque al final puedan resultar insuficientes y sean los ciudadanos los que sufran las consecuencias. Si es tu caso y has decidido reclamar, estos son los pasos que debes dar.

PASOS A DAR SI HAS DECIDIDO RECLAMAR POR UNA CAÍDA EN HIELO O NIEVE

  1. Busca testigos del accidente. Es importante recabar los datos de estas personas para apoyar una posterior reclamación.
  2. Toma fotografías en ese momento o lo antes posible de los elementos causantes del accidente: el hielo, la nieve, una rama desprendida que interrumpe el paso, etc.
  3. También es importante la presencia policial para que puedan levantar un informe o atestado de lo sucedido.
  4. Puedes solicitar una ambulancia en el 112 o acudir de forma inmediata a un centro sanitario para recibir atención médica. Explica al personal del centro en qué circunstancias se ha producido el golpe o caída, de forma que queden reflejadas en el informe.
  5. Por supuesto, guarda todos estos documentos y también las facturas de cualquier gasto relacionado: un traslado, una factura de la farmacia, etc.
  6. Llegado el momento de interponer la reclamación, recurre a la vía administrativa para reclamar por el procedimiento de responsabilidad patrimonial de la Administración. Dispones de un año desde que se produce el daño o, en caso de lesiones, desde que finalice el proceso curativo.

CONSEJO ONANDIA: el procedimiento inicial ante la Administración es gratuito. Remite un escrito donde expliques detalladamente todo lo ocurrido y, no lo olvides, aporta todas las pruebas que has recabado, ¡la carga de la prueba recae sobre quién reclama! En este escrito, deberás establecer la indemnización que solicitas y presentar las facturas de las que dispones.

Hielo desde cornisas, balcones, aparatos de aire acondicionado, ¿quién más es responsable?

Si te cae un gran trozo de hielo desde un árbol de la calle y te provoca alguna lesión, o si se parte una rama y cae sobre ti, está claro que los daños ocasionados podrían ser exigibles a tu ayuntamiento, pero también puede suceder que exista algún otro responsable civil de tu accidente con la nieve o el hielo.

Como en muchas ocasiones ocurre, a veces se desprenden bloques de hielo desde las cornisas de los edificios o desde un balcón. En estos casos, podría ser responsable la comunidad de vecinos del edificio en cuestión y a ella habría que dirigir la demanda civil.

Si el hielo se desprende desde un dispositivo colocado en fachada por un vecino, como pueda ser un aparato de aire acondicionado, podría ser el propietario o su seguro el que deba responder de los daños causados.

En cualquier caso, si disponemos de un seguro privado propio, siempre es interesante consultar el condicionado para comprobar si tenemos cubiertos algunos de los daños producidos por el accidente.

Empieza tu reclamación de indemnización por accidente AHORA
Consulta rápida

Respuesta rápida en 24h

    He leído y acepto la política de privacidad

    En cumplimiento de lo establecido en la normativa vigente de Protección de Datos de Carácter Personal, le comunicamos que los datos recogidos en el presente formulario quedarán incorporados y serán tratados en el fichero denominado Usuarios Web bajo la responsabilidad de RAMÓN ONANDIA ALSIUS con el fin de poder prestar sus servicios, así como para mantenerme informado sobre cuestiones relativas a la actividad de la empresa.
    Le informamos que los datos que nos facilite serán tratados de forma leal, transparente, adecuada, pertinente, limitada, exacta y actualizada y no se comunicarán o cederán a terceros, exceptuando que esta comunicación sea necesaria o pueda suponer una mejora para la finalidad de los mismos, siempre acorde a la normativa vigente en materia de protección de datos, Reglamento General de Protección de Datos.
    En el supuesto de que se produzcan cambios en alguno de los datos facilitados, con la finalidad de mantener nuestro fichero actualizado, le rogamos nos lo comunique por escrito.
    Le informamos de la posibilidad que tiene de ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de sus datos de carácter personal de forma presencial en las oficinas de RAMÓN ONANDIA ALSIUS, acompañando copia de DNI, o bien mediante correo postal a RAMBLA CATALUNYA 87. 2º D de BARCELONA, 08008 BARCELONA, o correo electrónico ROA@ONANDIA.COM.

    5/5 - (1 voto)